Dependientas de ZARA: Esas máquinas de plegar ropa.

(Basado en hechos reales – y repetitivos)

Sábado. 10 de la mañana. Zara acaba de abrir sus puertas y entro a preguntar sobre unos pantalones negros que veo en el escaparate.

Cuida de ti, cuida tu imagen, ZARA, dependientas, asesoras, plegadoras de ropa, mquinas de plegar ropa 22

Localizo a una dependienta y me dice que no sabe a qué pantalones me refiero. Le digo que son “los únicos pantalones negros” que tienen en estos momentos en el escaparate. Ni idea.

Salgo, hago una foto y se los enseño, a pesar de que creo que las dependientas deberían saber lo que hay en el escaparate ya que la posibilidad de que los personajillos de a pie preguntemos por esas prendas es grande. Ese es justo el propósito de un buen escaparate: ATRAER.

Cuida de ti, cuida tu imagen, ZARA, dependientas, asesoras, plegadoras de ropa, mquinas de plegar ropa 6899

Mira la foto y cuando finalmente los identifica me contesta: “¡Ah sí! No los hemos tenido nunca”. Y se queda más ancha que larga. Y yo me quedo allí con cara de pasmarote porque ha dado media vuelta y se ha largado.

Recuerdo que cuando estudie Escaparatismo y Visual, nos remarcaban la importancia de NO mostrar en el escaparate prendas que no tenemos para evitar así la frustración de la romería de gente que suele entrar a preguntar por su prenda favorita. Cagada. La niña de tus ojos no ha vivido nunca allí dentro (léase Zara de turno). Respiro.

Cuida de ti, cuida tu imagen, ZARA, dependientas, asesoras, plegadoras de ropa, mquinas de plegar ropa 5

Y entonces, ya allí dentro, decido darme una vuelta por la tienda en la que apenas habíamos 5-6 personas y yo misma localizarme un par de modelos del mismo estilo que los pantalones que buscaba.

Dos dependientas a pie de probadores plegando ropa como si no hubiera un mañana e ignorando mi presencia por completo.

Me pruebo los primeros y me están grandes. Salgo a mirarme en el espejo de fuera y les comento a las dependientas:

  • El pantalón me está grande… (en mi mente el final de la frase era: “¿podría tener otra talla?”)
  • Una talla menos te iría mejor – me confirman ambas y siguen plegando ropa.Cuida de ti, cuida tu imagen, ZARA, dependientas, asesoras, plegadoras de ropa, mquinas de plegar ropa 66994

Me pruebo los segundos pantalones y de nuevo me están grandes
(buenas noticias para mí! Parece ser que al contrario de lo previsto, he adelgazado en vacaciones) y de nuevo salgo fuera y esta vez con decisión digo:

  • ¿Me podríais localizar una talla menos? No recuerdo exactamente de dónde los cogí. (perdón por no memorizar el establecimiento y su distribución. Prometo esforzarme la próxima vez…)

Se miran la una a la otra como si les hubiera pedido una paella al punto y finalmente le toca ir a la más joven.

Dos. Tres. Cuatro. Cinco interminables minutos sentada en bragas y descalza en un probador.Cuida de ti, cuida tu imagen, ZARA, dependientas, asesoras, plegadoras de ropa, mquinas de plegar ropa 66

Amancio querido, una Nespresso en esos momentos se hubiera considerado más que atención al cliente:

¡Un lujo asiático!

Aparece la dependienta y me avanza una percha. Me ha traído otro modelo diferente al solicitado. Respiro. O más bien: aguantó la respiración.

Me visto, entrego las prendas y me voy. Ni se inmutan. Siguen plegando.

A ver Amancio, como te lo explicaría:

Cuida de ti, cuida tu imagen, ZARA, dependientas, asesoras, plegadoras de ropa, mquinas de plegar ropa 6Si las chicas me hubieran traído mi talla, me llevo no dos sino tres pares de pantalones, si me he de vestir cada vez y hacer gincana por la tienda:

¡Me voy de vacío!.

Puedo entender que en hora punta el personal esté saturado de trabajo, pero no puedo entender que a las 10.10 de la mañana, la gente tenga tan poquitas ganas de atender a los clientes.

También puedo entender que esta falta de atención te pase una vez aislada, pero como se repite en el tiempo, ahora cuando intento comprar algo, me llevo mi talla, una inferior y una superior de tantas prendas como haya cogido.

Eso significa que por cada 3 pantalones son 9 prendas que entran en juego, multiplícalo por 8 probadores y voilà!: Has convertido a tus dependientas en plegadoras de ropa a destajo.

Cuida de ti, cuida tu imagen, ZARA, dependientas, asesoras, plegadoras de ropa, mquinas de plegar ropa 9

Y no me vengas ahora con aquello de “En Zara compras por precio y no por servicio”, esto me vale si hablamos de Primark, pero es que si echáis un vistazo a las prendas de temporada van a razón de 50€-70€ por pieza.

Que digo yo que a 70€ ya podría sonreírme un poco la dependienta e igual hasta acercarme mi talla.

Pero no te preocupes Amancio…

Tú vendes a mansalva.

Tus dependientas plegan ropa a buena velocidad.

Todos contentos.

O NO.

Cuida de ti, cuida tu imagen, ZARA, dependientas, asesoras, plegadoras de ropa, mquinas de plegar ropa 6690


Por cierto, que tenéis post en mi otro blog: YONOSOYGENTE

LABERINTO IKEA

yo-no-soy-gente-historias-reales-mundo-surrealista-ikea-repc3bablica-independiente-comprar-en-ikea-ikea-world-3